Hace poco que sabemos que existe, pero este pequeño órgano en la cara es más importante de lo que parece.

El descubrimiento hizo cambiar el tratamiento de varios tipos de cácer ubicados en la zona de la cara.

Cómo sintonizar canales en una smart TV de LG

Hace poco que sabemos que existe, pero este pequeño órgano en la cara es más importante de lo que parece Posición de las glándulas tubularias en la cara. Imagen: Wikipedia

Por Mario Seijas en Ciencia

Para la ciencia, 2022 ha sido un año memorable. Gracias a la nueva tecnología de la NASA y el James Webb, este año hemos podido ver auténticas maravillas que suceden a años luz de nosotros, y las hemos admirado con una calidad de detalle espectaculares. Desde los “Pilares de la Creación” a las lunas de Júpiter, nuestros científicos han llevado a cabo descubrimientos asombrosos en el cosmos, pero hoy no hablaremos de eso. Hoy ponemos el foco en la Tierra, en nuestro propio cuerpo de hecho. La anatomía humana esconde más misterios de los que crees, y este año hemos descubierto una nueva “pieza” de la compleja y embelesante máquina que es nuestro cuerpo.

A finales de 2020, un equipo de oncólogos del Instituto del Cáncer de los Países Bajos estaban llevando a cabo investigaciones sobre el cáncer cuando se toparon con algo extraño en una tomografía. El oncólogo radioterapeuta Wouter Vogel y el cirujano oral y maxilofacial Matthijs Valstar se percataron que, durante el procedimiento, había una parte del rostro que se iluminaba de forma extraña. Estos dos profesionales estaban llevando a cabo experimentos que ayudasen a prever y tratar el cáncer de boca o garganta, así que profundizaron en ese nuevo descubrimiento y escanearon a más de 100 personas, vivas y muertas. Todas tenían el mismo punto brillante en la cara.

Un nuevo set de glándulas salivares que no habíamos visto antes

Al final resultó ser un nuevo “órgano” que nunca habíamos visto antes. Son una pareja de glándulas salivares independientes, que fueron bautizadas como “glándulas tubarias”. En apariencia y funcionamiento se parecen mucho al resto de glándulas salivares, pero estas están situadas a ambos lados de la nasofaringe, que es conducto que conecta las fosas nasales con el sistema respiratorio. El órgano en sí lo habíamos visto antes, pero no en esa posición. Piénsalo como si, de repente, descubriesen que tienes un brazo nuevo en la espalda.

Haber descubierto estas glándulas es muy importante para el tratamiento de los cánceres localizados en la zona nasal o bucal. Para tratar de curar la enfermedad, los pacientes se someten a diferentes dosis de radiación que, además de matar las células cancerígenas, pueden afectar a las glándulas salivares. Si la radiación incide demasiado en esos órganos el paciente puede experimentar dolor o dificultad a la hora de beber, tragar o incluso hablar. Ahora sabemos dónde hay otro par de glándulas, así que los tratamientos de radiación podrán evitar esas zonas y así paliar los efectos negativos que tiene la radiación.

Comentarios