Cuando una partícula se acerca a la velocidad de la luz, su masa tiende a infinito; haría falta una energía infinita para seguir acelerándola y eso es algo que nunca se consigue Por: MARIAM TÓRTOLA La velocidad de la luz es un límite inviolable para la teoría de la relatividadLEER MÁS

La hormiga de Langton, de la que nos hemos ocupado en semanas anteriores, es también una máquina de Turing Por: CARLO FRABETTI Foto: Alan Turing, de joven. Nos preguntábamos la semana pasada de qué forma habría que modificar las reglas de la hormiga de Langton para que se desplazara porLEER MÁS