ANÁLISIS | No importa el nuevo portaaviones de China, estos son los barcos de los que EE. UU. debería preocuparse

Por Brad Lendon

Fujian, el nuevo portaaviones avanzado de China 0:47

(CNN) –

China hizo una gran declaración sobre sus ambiciones navales con el reciente lanzamiento de su tercer y más avanzado portaaviones.

El Fujian, con mucho el portaaviones más grande, más moderno y más poderoso de China hasta la fecha, es la joya de la corona con 80.000 toneladas de una expansión militar que ha visto a Beijing hacer crecer su armada hasta convertirse en la más grande del mundo.

Sus nuevos sistemas de combate — como un sistema de lanzamiento asistido por catapulta electromagnética — muestran que China se acerca rápidamente a Estados Unidos, dicen los expertos, y le dará la capacidad de lanzar más aviones, más rápido y con más municiones.

Eso debería ser suficiente para que cualquier posible oponente se detenga a pensar, especialmente dada la creciente agresión de China en sus disputas territoriales con Japón en el mar de China Oriental, una gran cantidad de países del sudeste asiático en el mar de China Meridional, y su acoso repetido a ll territorio autónomo de Taiwán, donde se ha negado deliberadamente a descartar una invasión.

El tercer portaaviones de China, el Fujian, en el astillero de Jiangnan el 17 de junio.

Aún así, mientras que el lanzamiento de Fujian en medio de mucha fanfarria fue claramente un mensaje para los rivales de Beijing, los analistas advierten que no deben tragarse demasiada publicidad por el momento.

En primer lugar, es probable que el Fujian no esté operativo hasta dentro de tres o cuatro años, dijo Carl Schuster, ex capitán de la Marina de Estados Unidos y ex director de operaciones en el Centro de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de EE.UU. E incluso cuando esté operativo, su tamaño lo convertirá en un objetivo obvio: cualquier enemigo será muy consciente de que hundir un barco tan icónico sería un golpe moral tanto como un desastre militar para China.

La ceremonia de lanzamiento del tercer portaaviones de China, el Fujian, en el Astillero Jiangnan en Shanghái, el 17 de junio.

Luego está el simple hecho de que, por impresionantes que parezcan, los portaaviones no son necesariamente los más adecuados para lo que los expertos ven como los escenarios de conflicto más plausibles en el futuro cercano, incluidos los enfrentamientos en los mares de China Oriental y Meridional y una invasión de Taiwán.

Esencialmente, dicen los expertos, el Fujian podría ser el barco más grande de China, pero probablemente no sea el mayor problema en la mente de los comandantes navales de EE. UU. en este momento.

Aquí hay cuatro tipos de barcos a disposición de China que posiblemente representan una amenaza mucho mayor para el dominio naval de EE.UU.

El destructor de misiles guiados tipo 055 de China Nanchang en el Pacífico Occidental el 19 de octubre de 2021.

Destructor tipo 055

Lanzado en 2017, estos destructores furtivos de misiles guiados de 13.000 toneladas son considerados por muchos como los combatientes de superficie más poderosos del mundo.

El Tipo 055, lo suficientemente grande como para ser considerado un crucero según los estándares de la OTAN, está equipado con 112 tubos de lanzamiento verticales que pueden usarse para disparar de todo, desde misiles antibuque hasta misiles de ataque terrestre de largo alcance.

“Este barco en particular tiene un diseño sofisticado, características de sigilo, radares y un gran inventario de misiles. Es más grande y poderoso que la mayoría de los destructores estadounidenses, japoneses y surcoreanos”, dijo a CNN el analista principal de RAND Corp., Timothy Heath, en 2018 cuando Beijing lanzó dos de los buques de guerra en un solo día, un testimonio de las impresionantes capacidades de construcción naval de China.

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso de EE. UU. en marzo dijo que se cree que al menos 10 Tipo 055 se lanzaron o están en construcción.

El nuevo portaaviones de alta tecnología de China podría estar listo a principios de 2022, según un análisis de imágenes satelitales

El despliegue del Lhasa, el segundo de los cinco Tipo 055 activos de Beijing, en el mar de Japón para simulacros en medio de las crecientes tensiones sobre Taiwán, fue defendido por el tabloide estatal Global Times de China la semana pasada.

“El barco ha alcanzado su plena capacidad operativa y ha demostrado su capacidad para disuadir una posible interferencia militar extranjera en el Estrecho de Taiwán en un momento en que Estados Unidos y Japón han provocado repetidamente a China por la cuestión de Taiwán”, informó el Global Times.

La potencia del Tipo 055 se enfatizó en imágenes que surgieron en las redes sociales en abril. Mostraba uno lanzando lo que el analista naval HI Sutton dijo que era un misil balístico antibuque hipersónico YJ-21, un arma a la que a menudo se hace referencia como un “asesino de portaaviones”.

Global Times minimizó las imágenes y describió los misiles como parte de la estrategia defensiva del país.

“Si Estados Unidos no hace provocaciones militares contra China, incluso sobre la cuestión de Taiwán, no necesita preocuparse por los misiles”, dijo.

El portaaviones Liaoning de China acompañado por fragatas y submarinos de la marina durante un ejercicio en el Mar de China Meridional.

Submarino tipo 039

Estos submarinos de clase Yuan son barcos casi silenciosos que funcionan con diésel y electricidad con capacidades que podrían resultar difíciles de manejar para los planificadores militares estadounidenses.

Beijing ha construido 17 de los submarinos Tipo 39A/B, con planes de aumentar ese total a 25 en los próximos tres años, según el informe de 2021 del Departamento de Defensa de EE. UU. al Congreso sobre el poder militar de China.

“Los SS Tipo 039 brindan una formidable ‘defensa en profundidad'” en aguas cercanas a China, “y parecen desarrollar cierta capacidad para enfrentarse” a las fuerzas estadounidenses más lejos en el mar, dijo Schuster.

Los submarinos están equipados con propulsión independiente del aire (AIP), lo que significa que no necesitan salir a la superficie con tanta frecuencia para obtener el aire necesario para la combustión diésel, que luego puede alimentar sus baterías.

“Cuando operan con baterías, los submarinos equipados con AIP son casi silenciosos, y el único ruido proviene de los cojinetes del eje, la hélice y el flujo alrededor del casco”, escribieron los oficiales de la Marina de EE. UU. Michael Walker y Austin Krusz en un informe de 2018 para la Revista de Actas del Instituto de Marina de EE. UU.

China está presionando para lanzar más submarinos súper silenciosos, que están armados con misiles de crucero antibuque, según el informe del Departamento de Defensa.

Un potente método de ataque utilizado por el Tipo 039 es disparar un torpedo “wake-homing” a través de la popa, o la parte trasera, de una embarcación objetivo. Luego, el torpedo sigue la estela del barco objetivo antes de explotar cerca de sus sistemas de propulsión y dirección.

Debido a que los barcos de superficie detectan submarinos y torpedos mediante ondas de sonido, los torpedos de estela son particularmente difíciles de defender.

Los avances en los submarinos chinos se producen justo cuando la Marina de Estados Unidos sufre problemas con sus capacidades antisubmarinas.

El jefe de operaciones navales, el almirante Michael Gilday, dijo al Congreso el mes pasado que el servicio quiere desguazar nueve de sus barcos de combate litorales, algunos de los barcos más nuevos de la flota estadounidense, porque sus sistemas antisubmarinos “no funcionaron técnicamente”.

Transbordadores mercantes

Los transbordadores mercantes pueden no ser lo primero que se te venga a la mente cuando piensas en capacidades navales mortales, pero ahí radica su poder.

Para invadir Taiwán, China probablemente necesitaría transportar una fuerza invasora de cientos de miles de hombres; algunos analistas han sugerido que se necesitarían más de un millón.

Varios analistas — e informes del gobierno de Estados Unidos — han concluido que la flota naval del Ejército Popular de Liberación (EPL) no está a la altura de esa tarea.

Pero lo que sí tiene China es una enorme flota de transbordadores civiles que podrían convertirse rápidamente para uso militar y, según algunos, incluso pueden haber sido diseñados para esa posibilidad.

“El constructor de barcos de transbordadores más grande de China declaró públicamente en 2015 que uno de sus transbordadores roll-on/roll-off más grandes se construyó con fines militares y civiles duales, y uno de los operadores de transbordadores más grandes de China ha sido descrito de manera similar por tener una filosofía de desarrollo dual civil-militar”, escribió Thomas Shugart, excomandante de submarinos de la Marina de EE.UU. ahora miembro del Center for a New American Security, en un ensayo de 2021 para War on the Rocks.

Agregó que las compañías civiles de transbordadores que operan en los mares Amarillo y Meridional de China ya se han organizado en unidades auxiliares del EPL.

Procesar los números, dijo Shugart, fue asombroso. Estimó que el uso de barcos civiles le daría a China un desplazamiento adicional de 1,1 millones de toneladas. Esa cifra es más de tres veces el tonelaje de desplazamiento de todos los barcos de asalto anfibio de China juntos. Y si China recurriera a los portavehículos roll-on/roll-off de Hong Kong, podría ganar 370.000 toneladas adicionales de transporte marítimo, según Shugart.

¿Es eso suficiente para tomar Taiwán por la fuerza?

Eso es difícil de saber. Pero Shugart dijo que sí respondió una pregunta.

“¿Cuántos transportes (barcos) tiene el ejército chino? Muy probablemente, más de lo que piensas”.

Barcos chinos amarrados en Whitsun Reef en el Mar de China Meridional en 2021.

Milicia marítima

Los transbordadores no son los únicos barcos supuestamente civiles que los planificadores militares tienen en sus radares.

Los expertos también acusan a China de crear una milicia marítima, compuesta por más de cien embarcaciones supuestamente dedicadas a la pesca comercial, para hacer cumplir sus deseos en mares en disputa.

La milicia — que Beijing niega incluso que exista — está compuesta por al menos 122 embarcaciones y probablemente hasta 174, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Pero el número real podría ser aún mayor. Varios expertos sospecharon la participación de la milicia cuando más de 200 barcos de pesca chinos llenaron las aguas alrededor del arrecife de Pentecostés en el mar de China Meridional a principios de 2021. El arrecife es reclamado tanto por China como por Filipinas, que describieron la presencia de los barcos como un “clara acción provocativa”.

“La Milicia Marítima de las Fuerzas Armadas del Pueblo no pesca”, dijo Schuster a CNN el año pasado. “Tienen armas automáticas a bordo y cascos reforzados, lo que los hace muy peligrosos a corta distancia. Además, tienen una velocidad máxima de alrededor de 18-22 nudos, lo que los hace más rápidos que el 90% de los barcos pesqueros del mundo”.

La milicia tiene dos partes principales: barcos de milicia profesionales y barcos de pesca reales empleados por el ejército chino bajo un esquema de subsidio, según un informe de noviembre de la Iniciativa de Transparencia Marítima de Asia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés).

Los profesionales lideran actividades como hostigar a los barcos de perforación extranjeros o bloquear los barcos pesqueros extranjeros, y los pescadores subsidiados ejercen presión en número, según el informe del CSIS.

Y con la flota pesquera más grande del mundo, China tiene muchas reservas a las que recurrir.

Sobre ese portaaviones otra vez

Aún así, nada de esto quiere decir que el lanzamiento de Fujian no sea un momento significativo.

Al igual que en Estados Unidos, los portaaviones se convertirán con el tiempo en la pieza central de la armada del EPL y en un símbolo de lo que es capaz de hacer el ejército chino moderno, señaló Schuster.

“El lanzamiento de Fujian debe verse por lo que presagia en lugar de su impacto inmediato limitado”, dijo Schuster.

“China ahora ha lanzado tres portaaviones y ha puesto dos en estado operativo completo durante un período en el que la Marina de Estados Unidos ha luchado para llevar una nueva unidad al estado operativo completo”, afirmó.

Schuster se refería al USS Gerald Ford, un supercarrier que ha estado plagado de problemas desde su puesta en servicio en 2017 (cuando ya llevaba tres años de retraso). El supercarrier aún no ha realizado su primer despliegue operativo, aunque se espera para este otoño.

Mientras tanto, China sigue adelante.

“Construyen su armada a un ritmo más rápido que Estados Unidos y todos sus aliados”, dijo Schuster. “Imperfecto, pero una buena base”.

Comentarios