La NASA prueba los futuros diseños de helicópteros para Marte en dos planetas a la vez.

En estos ensayos los expertos recopilan datos que serán útiles para perfeccionar los modelos aeromecánicos sobre el comportamiento de los helicópteros en el planeta rojo.

Captura de pantalla.

NASA / JPL-Caltech

La NASA realizó recientemente pruebas de rendimiento para futuros diseños de helicópteros de Marte en dos planetas simultáneamente, por primera vez en la historia. En el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en California, EE.UU., la agencia evaluó un nuevo rotor que podría usarse con helicópteros marcianos de próxima generación. Mientras tanto, en el planeta rojo, el helicóptero Ingenuity Mars ha alcanzado nuevos récords de altitud y velocidad en una atmósfera muy fina y una gravedad significativamente menor que la de la Tierra.

Lo mejor de dos mundos

“Nuestras pruebas de helicópteros en Marte de próxima generación han tenido literalmente lo mejor de ambos mundos”, señaló Teddy Tzanetos, director de proyectos de Ingenuity y director de Mars Sample Recovery Helicopters. “Aquí en la Tierra, tienes toda la instrumentación y la inmediatez práctica que podrías desear mientras pruebas nuevos componentes de aeronaves. En Marte, tienes condiciones reales fuera del mundo que nunca podrías recrear aquí en la Tierra”, agregó.

“Los datos serán extremadamente útiles para perfeccionar nuestros modelos aeromecánicos de cómo se comportan los helicópteros en Marte”, subrayó Travis Brown, ingeniero jefe de Ingenuity en JPL. “En la Tierra, estas pruebas suelen realizarse en los primeros vuelos. Pero no es allí hacia donde volamos. Hay que tener un poco más de cuidado cuando se trabaja tan lejos del taller de reparación más cercano, porque no se puede volver a hacer nada”, añadió.

Ensayos en el JPL

En septiembre, un equipo de la NASA monitoreó el desempeño de las novedosas palas del rotor de fibra de carbono de próxima generación, con mayor resistencia; diferente diseño y que son casi 10 centímetros más largas que las del Ingenuity. El simulador espacial del JPL, de 8 metros de ancho por 26 metros de alto, resultó un espacio suficientemente grande como para crear una atmósfera marciana en la Tierra. La NASA cree que estas palas podrían permitir helicópteros más grandes y con mayores capacidades en Marte.

“Hicimos girar nuestras palas hasta 3.500 revoluciones por minuto [rpm], que es 750 rpm más rápido que las palas del Ingenuity”, detalló Tyler Del Sesto, director adjunto de pruebas del helicóptero de recuperación de muestras en JPL. “Estas palas más eficientes son ahora más que un ejercicio hipotético. Están listas para volar”, aseguró. El equipo se enfrentó al desafío de que a medida que las puntas de las palas se acercan a velocidades supersónicas (0,95 Mach), las turbulencias que causan vibraciones pueden salirse de control rápidamente.

Ensayos en Marte

Casi en paralelo con los ensayos terrestres se le ordenó a Ingenuity que probara maniobras que el equipo de Mars Helicopter nunca imaginó que llegarían a hacer. Aunque originalmente estaba previsto que Ingenuity no volara más de cinco veces durante su misión, la realidad es que el aparato de propulsión solar ha volado 66 veces, marcando un nuevo hito cada vez que despega. El vuelo 61 estableció otro récord de altitud de 24 metros mientras comprobaba los patrones de viento marcianos. Con el vuelo 62, estableció un récord de velocidad de 10 metros por segundo.

“Durante los últimos nueve meses, hemos duplicado nuestra velocidad aérea y altitud máximas, hemos aumentado nuestra tasa de aceleración vertical y horizontal e incluso hemos aprendido a aterrizar más lento”, comentó Brown. Así, en los vuelos 57, 58 y 59 los operadores demostraron que podía aterrizar a velocidades un 25 % más lentas de las que el helicóptero fue diseñado originalmente. El aparato voló por primera vez el 19 de abril de 2021.

Comentarios