Un pódcast ‘resucita’ a Steve Jobs con una entrevista ficticia generada por inteligencia artificial.

El episodio se hizo realidad en base a la biografía y a las grabaciones del difunto cofundador de Apple que la empresa Play.ht encontró en la Red.

Un pódcast ‘resucita’ a Steve Jobs con una entrevista ficticia generada por inteligencia artificial

Justin Sullivan / Gettyimages.ru

Una entrevista ficticia generada completamente por inteligencia artificial (IA) protagonizada por simulaciones virtuales de Steve Jobs y del famoso cómico y comunicador estadounidense Joe Rogan fue difundida el 5 de octubre por la ‘startup’ Play.ht, que planea publicar semanalmente grabaciones similares bajo el título de Podcast.ai.

Desde la compañía, que presta servicios de síntesis de voz, explicaron que los episodios se renderizan con el uso de las voces “ultrarrealistas”, mientras que el discurso se genera a través de “modelos lingüísticos perfeccionados”. En particular, la entrevista con el falso Jobs se hizo realidad en base a su biografía y a todas las grabaciones que la empresa pudo encontrar en la Red.

Asimismo, enfatizaron que optaron por el cofundador de Apple para inaugurar la serie porque “no ha habido nadie que haya inspirado e impactado más al mundo de la tecnología que Steve Jobs”.

El portal especializado Ars Technica remarcó que partes de la entrevista suenan como “mezclas conceptuales de los temas de conversación habituales de Jobs”, incluida la rivalidad de Apple con otros gigantes tecnológicos como Google, Microsoft o Adobe.

En particular, el falso Jobs critica a la empresa fundada por Bill Gates con frases se parecen similares a las que el dijo en una entrevista en 1995. “Este es el problema que siempre he tenido con Microsoft. En muchos aspectos, son personas inteligentes y han hecho un buen trabajo, pero nunca han tenido el gusto. Nunca han tenido ningún sentido estético”, afirma la versión ficticia del ex director ejecutivo de Apple.

A su vez, el editor del portal 9to5Mac, Ben Lovejoy, apuntó a una serie de defectos, como “un ligero toque robótico”, “risas terribles”, una disonancia ocasional entre el contenido y el tono, así como falta de variación en el ritmo. Sin embargo, destacó “lo cerca que suenan las voces de la realidad cuando no estás escuchando activamente” el contenido creado por la IA.

Comentarios