Medios: Dos “buques oscuros” con sus rastreadores apagados pasaron cerca del Nord Stream días antes de las explosiones.

Un análisis de la compañía SpaceKnow identificó a dos barcos de entre 95 y 130 metros de eslora que navegaron por la zona con sus sistemas de identificación automática desactivados.

Medios: Dos “buques oscuros” con sus rastreadores apagados pasaron cerca del Nord Stream días antes de las explosiones

Fuga de gas tras la explosión en el gasoducto Nord Stream 2, el 27 de septiembre de 2022

Danish Defence

Dos grandes barcos pasaron con sus sistemas de identificación apagados cerca de los lugares de las fugas en el gasoducto Nord Stream 2 en el mar Báltico días antes de que fueran detectadas. Así lo reportó este viernes el portal Wired, citando las conclusiones de la empresa de monitoreo de datos satelitales SpaceKnow.

Concretamente, el análisis de los especialistas de la compañía sugiere que dos “buques oscuros”, cada uno de entre 95 y 130 metros de eslora, navegaron a unos kilómetros de los lugares de las explosiones.

“Sus balizas estaban apagadas, lo que significa que no había información sobre sus movimientos y trataban de mantener ocultos al mundo sus datos de localización y su información general”, apuntó Jerry Javornicky, cofundador y CEO de la empresa.

Tras dar con las dos embarcaciones sospechosas, SpaceKnow reportó sus hallazgos a los oficiales de la OTAN que están investigando los sabotajes en los gasoductos Nord Stream. Un representante de la Alianza Atlántica confirmó a Wired bajo condición de anonimato que el bloque militar había recibido los datos de la empresa y señaló que sus conclusiones podrían ser útiles para la indagación.

Por su parte, la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, se negó a comentar las fuentes que están siendo utilizadas en la investigación, al tiempo que reiteró que la alianza considera lo ocurrido a las tuberías como “un acto de sabotaje deliberado e irresponsable”.

¿Cómo fueron detectados los buques?

Los especialistas de SpaceKnow estudiaron imágenes de la zona de las emergencias tomadas por diferentes sistemas satelitales durante un período de 90 días, al tiempo que usaron sistemas de aprendizaje automático para detectar objetos. “Tenemos 38 algoritmos específicos que pueden descubrir equipamiento militar”, explicó Javornicky.

Tras procesar todos los datos, se creó una serie de polígonos alrededor de los lugares de las fugas. Las más pequeñas de ellas, de unos 400 metros cuadrados, cubría el área inmediata de las explosiones, mientras que las otras abarcaban zonas más vastas.

En las semanas previas a las explosiones, SpaceKnow localizó 25 barcos, desde “cargueros a buques mayores polivalentes”, que pasaron por la zona. Solo dos de las naves tenían apagados sus transpondedores del sistema de identificación automática (AIS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo al derecho internacional, se requiere que los grandes barcos instalen y usen el AIS, dado que este sistema fue diseñado para ayudar a las buques a navegar y evitar posibles colisiones. Cuando está activado, transmite el nombre de la embarcación, su ubicación, rumbo, velocidad y otros datos.

Desde Wired señalan que es “relativamente raro” que los barcos apaguen sus transpondedores del AIS. Las naves que desactivan el sistema a menudo pueden estar involucradas en la pesca ilegal u otras actividades ilícitas.

“No sería una práctica común [tener el AIS apagado] a menos que los buques tengan una misión militar clasificada o tengan algunos objetivos secretos, porque el Báltico es uno de los mares más transitados desde el punto de vista del tráfico comercial”, comentó Otto Tabuns, jefe de la Fundación de Seguridad del Báltico.

Potentes explosiones tuvieron lugar en los gasoductos Nord Stream 1 y 2 el 26 de septiembre, tras lo cual se detectaron fugas de gas en las aguas de la zona.

https://vk.com/video-210982902_456243864

Las autoridades de varios países atribuyeron lo ocurrido a posibles actos de sabotaje.

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que detrás de estos ataques se encuentra alguien “capaz de organizar técnicamente las explosiones, que ya recurrió a ese tipo de sabotajes y fue pillado con las manos en la masa, pero quedó impune”. Asimismo, el mandatario destacó que el incidente fue beneficioso para EE. UU., que ahora “puede suministrar recursos energéticos a precios más altos”.

Comentarios